Estaciones

Estación 56 – Atilano

Jueves 01-Septiembre 2016, 9.15 PM – C.A.B.A.

LO MEJOR: Los Calzones rellenos, superan cualquier expectativa.

LO PEOR: Faltan porciones al corte para ser una buena pizzería de barrio.

Ubicación: Ambiente: 7 Atención: 6 Calidad: 8 Precio: 7

Puntaje Pizzero: 7,2

El insorportable invierno no da tregua a los abrigos, y siendo un 1ro de Septiembre de 2016, todavia padecemos los menos de 10º en una noche de jueves, desolada, donde gran parte del país, esta abrigadito en su casa, observando el debut del nuevo DT de la seleccion Argentina, frente a nuestros hermanos charruas, por las eliminatorias del mundial de Rusia 2018.

Pero para la Caravana, no hay condición climática, ni partido de fútbol, que impida salir por la ciudad a disfrutar de juntarse con amigos y hacer una nueva estación, recorriendo todos los rincones pizzeros de nuestro país.

Esta vez el destino, fue la sugerencia de algun comentario, de algun amigo del amigo, que habia contado que en una escondida esquina, de Saavedra/Nuñez, existía una pizzería que hacia muy buenas pizzas a la piedra.

Y sin muchos mas miramientos, la Caravana no podía perderse de conocerla..

Allí, en la esquina de Ibera y Freire, se encuentra Atilano, un local bien reciclado que data de antaño, donde durante practicamente todo el día se sirven unos muy buenos desayunos, tostados y por supuesto pizza a la piedra.

Fuimos llegando de a poco y de poco nos fuimos desilucionando al saber que no ibamos a poder ver el segundo tiempo del partido del seleccionado argentino, a pesar de ser un local, Nacional y Popular, con una gran estética de reminiscencia y retribución, a los 12 ultimos años de gobierno.

Sin LCD, LED, ni siquiera un Blanco y Negro; tuvimos que recurrir a las 5.5 pulgadas de uno de los celus, para poder ver un poco entrecortado lo que quedaba del encuentro albiceleste.

Comenzando ya con la cena, nos tentamos esta vez con un Calzone relleno, que tuvo buena publicidad y nos permitía cambiar un poco el hábito de la redonda de muzza.

Esta gran empanadota rellena de 4 quesos; Sardo, Muzzarella, Provolone, Roquefort y Cebolla era una bomba digna de ser desactivada.

Para la entrada, aunque vino junto al Calzone, unas fainas napolitanas que no escatimaban tamaño.

Buena masa, abundante relleno y combinación sofocante.

Su precio fue moderado, aunque podria haber sido mejor.

Las fainas de tamaño XL, llegaron un poco frías a la mesa, ya que al ser napolitanas hubieran quedado mejor calientes, no?

En un ámbito cordial y con una ambientación al mejor estilo vintage, la noche se disfruta con viejas historias de juventud, hasta casi llorar de la risa.

Sin postre, pero con cafe de por medio pedimos la cuenta para retirarnos suculentos despues de una muy buena cena.

Importante! Siempre pida su factura! Eso de Ticket NO Válido como factura, es de ladris….

La noche sigue fría, pero por suerte con un poco menos de viento.

La Estación numero 56, nos deja el recuerdo de toda una era trascendental, en nuestras vidas y en la de toda la Argentina, donde la Caravana sigue vigente a través de la historia.