Estaciones

Estación 54 – Pizzería El Corte

Martes 24-Mayo 2016, 9.30 PM – C.A.B.A.

LO MEJOR: La opción de poder pedir porciones al corte de todos los sabores.

LO PEOR: Sugerimos tirar abajo las paredes de los vecinos y que El Corte ocupe toda la manzana.

Ubicación: 7 Ambiente: 8 Atención: 9 Calidad: 9 Precio: 10

Puntaje Pizzero: 8,6

A horas de los festejos de la Revolución de Mayo, La caravana sale a festejar su propia Revolución Pizzera, esta vez con su estación número 54, en la delgada línea fronteriza entre los barrios de Villa Urquiza y Villa Pueyrredón.

Sobre la avenida Constituyentes entre Mendoza y Juramento, o entre Vallejos y Cubas, como quieras llamarlo, se encuentra un pequeño reducto pizzero, que a pesar de su corta edad, cuenta con toda la mística barrial, para convertirse en un clásico de la ciudad de Buenos Aires.

Pizzera El Corte, fundada en el año 2010 por 2 ex-empleados de la famosísima Mezzetta tambien ubicada en la frontera de los barrios de Colegiales, Villa Ortuzar y Belgrano; ofrece a su público, la posibilidad pedirse una porción al corte de todas y cada una de sus especialidades.

Osea, querés Napolitana, o Calabresa, o Anchoas, o lo que se te ocurra y el maestro pizzero te arma una porción a tu nombre, sin tener que pensar en pedir una pizza grande para compartir entre tus amigos.

Esta peculiar característica, le da al lugar, un bonus especial, por sobre otras muchas pizzerias que apenas tienen Fugazzetta o muzzarella para ofrecerte al corte.

En una helada noche de otoño, nos sentamos en una de las cotizadas mesas del pequeño y cálido salón, para disfrutar una velada que pintaba mas que divertida.

El lugar es reducido, pero el público es incesante, inclusive en una noche de martes tan fría como esta.

Sobre el mostrador se ubica un gran cartel con todos los gustos, a precios verdaderamente interesantes, que tentaban a arrancar con toda la furia pizzera.

Como era de esperarse, arrancamos con la Fuga Rellena, para luego adentrarnos en las diferentes alternativas al corte.

Gaseosa o Cerveza de litro, ayudan a minimizar la cuenta en estos tiempos de ajuste y le dan un respiro al bolsillo, al final de la noche. Se agradece…

En pocos minutos, llegan desvordadas de muzza las tres porciones de fugazzeta rellena y era dificil no precipitarse hacia ellas, teniendo que sacarles previamente la obligatoria y habitual foto carnet para la posteridad.

De las mejores! debemos decirlo sin sonrojarnos. Buena masa, excelente muzzarela y la cebolla exacta en cocción y abundancia.

Se nota, en la mano del buen maestro pizzero, toda una trayectoria que supo ganarse en su prima de las 5 esquinas.

Charla va, charla viene el publico se renueva y las mesas mutan cual juego Tetris, para poder cobijar a todos los que ya conocen y disfrutan de este escondite pizzero.

Vamos por las porciones al corte, donde lo fácil es no tener que consesuar un gusto para todos, ya que cada uno se pide su propia porción a ¨Piaccere¨.

Para nosotros, salen Jamon y Morrones, Calabreza y Primavera, obviamente acompañadas de un infaltable faina amiga.

Pizza media masa, bastante alta, y completa en ingredientes. Acá se sirve todo bien completo, nada de andar escatimando ingredientes.

Fuertes y contundentes, 2 de los presentes sacar su bandera blanca de rendición, y un tercero aposto a una nueva porción, esta vez de Muzza y Huevo. Nunca damos nombres porque tenemos códigos…

Ya pasadas las 23.15 hs. damos paso a nuevos comesales que esperaban ansiosos nuestra mesa, y la tertulia de la sobre mesa, la hacemos afuera del salon, aunque el frío extrior hace entrecortar las palabras agilizando nuestra huida, mientras que ya pasadas la 23.30 todavia hay gente en la puerta, esperando para poder pasar a degustar alguna porción al paso.

Con muy Buenos precios, el bolsillo tambien festejo este encuentro, exactamente a la inversa de otras estaciones, donde te preguntas que rompiste; aca te preguntas y si no se olvidaron de cobrarte algo.

Lo maravilloso de esta Caravana es justamente encontrar, esta vez en la estación 54, diferentes rincones pizzeros, que nos animan a seguir buscando la mejor pizza de la Argentina.