Estaciones

Estación 10: Pizzería Santa María

Jueves 4-Abril 2013, 9.30 PM – Buenos Aires.

Y después de 9 gustosas y viajadas estaciones, llegamos finalmente a la Nro.10, amigos!
Este mítico número, que en el fútbol supieron lucir jugadores de la talla de Maradona, Alonso y Bochini, hoy si armáramos un picadito entre las pizzerías, sin duda alguna, Santa María podría llevar la 10 en la espalda sin que le pese.

LO MEJOR: Convive en la misma cuadra con otras 2 pizzerías tradicionales…¡y se llena!

8porciones

LO PEOR: No poder ir a comer ahí a diario….

Ubicación: 9 Ambiente: 8 Atención: 9 Calidad: 9 Precio: 8

Puntaje Pizzero: 8,6

La cita obligada era a las 21.30 hs. en la esquina de Olleros y  Corrientes, aunque no todos pudieron cumplir con nuestro estricto horario, pero como tenemos códigos, no queremos  dejarlo en evidencia… y menos si es el que tenía el cupón para el sorteo. Ejem!

Ya sentados entre cuadros tangueros y fileteados, arrancamos  sorprendidos con una grande calabresa PICANTE, y mucho!

Una verdadera ¨inundación¨ de sabor. Debemos reconocer que, después de  tantas estaciones, nos encontramos frente a una de las mejores pizzas que hayamos degustado hasta ahora.
Abundante muzzarella, longaniza, salsa picante, aceitunas y una muy buena media masa.
La verdad, impecable! Otro 10 en sabor.

El ambiente es agradable y tranquilo para ser un jueves por la noche, aunque imaginamos que durante el día y debido a su estratégica ubicación, es una caravana  incesante de parroquianos pizzeros, que se amuchan entre las mesas y la barra de pizza al corte

Continuamos nuestro encuentro con una infaltable fugazzetta rellena que,  como no podía ser de otra manera, se subió al podio de las mejores sin pedir permiso. Las abundantes porciones de faina no desentonaron para nada.

Debemos contarles también que desde la estación anterior sumamos a nuestro grupo a un integrante: El Moscato! Ahora fiel seguidor de la caravana. Ya teníamos pizza, teníamos faina y (para completar lo que dice la canción) nos faltaba él.

Para los postres y el café no queríamos quedarnos con las ganas, ya que uno de las fuertes de este local, que data de 1947, es la pastelería y bombonería. La vitrina de postres está para lamerle el vidrio, nene!

Tampoco sorprendimos tanto. Fuimos a los clásicos Flan con Crema y Mousse de chocolate, que se defendieron muy bien. Aunque el que mejor la pasó fue el que pidió de postre una porción de  jamón y morrones, como para completar, pero seguimos teniendo códigos  y tampoco vamos a mandarlo al frente. pero bueno hay justificar tanto gimnasio…

Nos vamos reconfortados, con la buena atención, la panza llena, y un nuevo sorteo para nuestros Fans bajo el brazo. Gracias Santa María!!!